jueves, 11 de abril de 2019

¿Cómo pueden ser tan cursis y a la vez desprender tanto olor a mierda?

Nuestro pequeño princeso Pedrito y su partido están cargados de amor.
Ya lo he dejado caer en alguna ocasión anterior. Y lo digo en general... Porque no se libra NINGÚN partido político: Ciudadanos, Podemos, PP y PSOE han incluido el dichoso corazoncito de los cojones (al revés lo es) en sus anagramas. Y ya vimos en partidos nazionanistas sonrisitas amarillas, florecillas y chorradas por el estilo. ¿En serio? ¿Nos hemos vuelto gilipollas o qué? ¿Estamos en proceso de elegir princesita Disney? Marketing al más puro estilo Mr. Wonderful para competir por el logo más melindroso. Esos mojones que luego se lanzan los unos a los otros deben ser de color rosa.