lunes, 27 de mayo de 2019

Mi visión del resultado de las elecciones locales, regionales y europeas.

Las desaparecidas de Unidas Pudrimos.
Pasaron las enésimas elecciones. Saturado de política y cansado de una eterna campaña electoral, como siempre encuentro alegrías relativas (uno intenta ver siempre el vaso medio lleno, aunque a veces sea difícil considerarlo así) y decepciones absolutas.

Madrid ha sido mi rayito de luz, y eso que me pilla lejos. Lo mejor: podemitas y errejonistas echándose mierda los unos a los otros, y Pablo Iglesias e Irene Montero desaparecidos. Ni siquiera han dejado un triste "tuit". Se han atrincherado en su casoplón de Galapagar para hincharse a tarrinas de helado y ver de nuevo todas la temporadas de "Juego de Tronos". Tampoco dicen "ni mu" el lameculos caballo de Troya de IU ni el "maldita lisiada".

Desde el cambio de nombre y durante la campaña, el macho alfa y sus machos beta se pavoneaban delante del logo "UNIDAS podemos", y presumían de lo buenos follaores de feministas que son. Ahora, en la adversidad (que es cuando uno demuestra valentía y liderazgo, y su poderío para levantar los ánimos) ceden todo su protagonismo a sus derrotadas costillas moradas, las únicas que han tenido los suficientes huevos de dar la cara. De repente, los viriles camaradas actúan como machos omega, ocultos entre la maleza para no ver el peligro ni ser vistos. Todo un ejemplo de feminismo a la Pablemos.

Lo que menos me ha gustado, que no es poco:
  • El PNV arrasando en todo el País Vasco y EH Bildu muy votado (esto último es caso a estudiar por sociólogos y psicólogos).
  • Los políticos golpistas presos y/o fugados, ¿a Europa? Espero que no, pero ya estaban esta misma mañana las "bien pagás por Pedrito" de RTVE planteándose de nuevo si permitir a estos presuntos delincuentes recoger sus actas. El tema coñazo continúa.
  • El representante xenófobo de ERC y la grossa de Inmaculada Colau, los más votados en Barcelona.
  • Ídem con ese valenciano engendro híbrido de Compromís (para mi ese partido es como un mix de ERC y Podemos).
  • El chulo y ordinario de Kichi escupiendo a la Pepa en su triunfalista discurso (su resultado ha sido excelente, y si tengo que sacar algo positivo de esto, es que es toda una patada en el glúteo izquierdo del egocéntrico culo de Pablo Iglesias).
  • Mis queridas Andalucía y Extremadura votando masivamente al PSOE. Se ve que echámos de menos las fiestas con putas y coca pagadas con dinero para desempleados.
Ahora me toca desconectar y descansar de la politicasta durante un tiempo. Lo necesito, por mi salud mental.