jueves, 25 de julio de 2019

155, un número mágico.

El cuento de un cuentista patrocina este espacio.
Hoy hemos asistido a un espectáculo bochornoso de mercadeo de sillones en pleno directo. Hasta hemos tenido un corte publicitario de "teletienda". Lo bueno: esta noche no cenamos croquetas caducadas de anarquistas y comunistas con empanado de falsa nueva política. Por si fuera poco, iban acompañadas de salsa envenenada de terroristas de ultraizquierda, golpistas separatistas y ultraderecha nacionalista. El número 155 nos vuelve a salvar. Pero el futuro próximo es todavía incierto.