miércoles, 17 de julio de 2019

De "piscineo" en Casarabonela.

Tostándome al sol.
Para los que somos pobres y no tenemos ni la más remota posibilidad de comprar un casoplón con piscinaca olímpica tipo Pablito&Irene forever, nos conformamos con ir a la playa más cercana o a la piscina municipal (los parques acuáticos, por sus precios, son el siguiente nivel).

Como ayer era festivo local por el día de la Vírgen del Carmen, y me apetecía relax total en el interior de la provincia, pensé en ir a la piscina municipal de El Burgo, que ya conozco de otras ocasiones y tiene unas vistas increíbles a la Serranía de Ronda y a la Sierra de las Nieves. Pero finalmente decidí ir a Casarabonela, localidad que también forma parte de la comarca de la Sierra de las Nieves, y cuya alberca pública (que no conocía) tiene muy buena fama.

Situada en lo más alto del pueblo, sus vistas son impresionantes: por un lado, desde el restaurante (una parrilla argentina con muy buenos precios), se puede ver todo el pueblo; y desde la piscina, unas preciosas vistas de las montañas de la zona. La entrada cuesta 2,50 € por persona, y alquilar una tumbona todo el día unos 2 € por tumbona. Hay algunas sombrillas y un par de árboles con buena sombra, y también te permiten llevar tu propia sombrilla.

Una curiosidad que no conocía de esta localidad: su gentilicio es bonelense o morisco, debido a que el municipio tuvo una mayoría de residentes moriscos hasta 1570, a diferencia de otros pueblos de la zona donde primaban los cristianos, circunstancia que motivó la denominación y que se ha conservado a lo largo de los años.

Álbum de fotos de Casarabonela:

Álbum de fotos de El Burgo: