lunes, 29 de julio de 2019

El MHP fracasado.

Sant Puchi de Waterloo.
La transportada en maletero Karlota Klueka aún cuenta con muchos que le apoyan económicamente (incluso con dinero público de la Generalitat de Catalunya). Pero sus intentos por recaudar fondos se ven cada vez más desesperados y vergonzosos. Sus hipnotizados fans quieren convertirle en mártir por la paz o en una figura casi divina, pero cada día se le ve más como a un loco que va de iluminado y a sus seguidores como unos fanáticos y unos racistas. En otra época Puchi y sus acólitos estarían encerrados en un psiquiátrico disfrazados de Napoleón.

viernes, 26 de julio de 2019

Pasión de ministerios.

Crea tu escena de matrimonio podemita, feat. Pablenín e Irania.
Nunca pidáis consejo a ZetaPé superflower cuando paséis por una crisis laboral o con vuestra pareja: el muy inútil fue quien recomendó a Iglesias que renunciase al Ministerio de Trabajo a cambio de competencias en las políticas activas de empleo. Pablito, en un último giro por pura desesperación, recurrió a ello en pleno debate de investidura, después de putearse entre todos, y dando una imagen entre cómica y penosa: daban ganas de echarle unos centimillos a la gorra. Luego se encargó la bachiller Adriana Lastra de hacerle saber que eso es cosa de las autonomías.

jueves, 25 de julio de 2019

155, un número mágico.

El cuento de un cuentista patrocina este espacio.
Hoy hemos asistido a un espectáculo bochornoso de mercadeo de sillones en pleno directo. Hasta hemos tenido un corte publicitario de "teletienda". Lo bueno: esta noche no cenamos croquetas caducadas de anarquistas y comunistas con empanado de falsa nueva política. Por si fuera poco, iban acompañadas de salsa envenenada de terroristas de ultraizquierda, golpistas separatistas y ultraderecha nacionalista. El número 155 nos vuelve a salvar. Pero el futuro próximo es todavía incierto.

viernes, 19 de julio de 2019

La puesta en escena de Pablito Manuel.

¡Que hay que pagar la hipoteca!
Comunicado por internet, sin periodistas que molesten. Fondo lleno de gente en Sol, del movimiento 15-M que robaste para tí. Hábito de secta, blanquito y limpico. Voz de curita, tonito paternalista. Primero sometes a votación. Luego suplicas a Pedrito que si no te hace ministro, que lo sea tu mujercita. Sacrificado que eres. Aplausos con las orejas.

jueves, 18 de julio de 2019

El filtro "Chelo García Cortés".

"Selfie" con una amiga muy popular.
Al aceptar los términos de uso de "Faceapp" la compañía de la aplicación se adueña hasta de nuestro alma, poniendo en peligro la privacidad de tus datos. Avisado estás.

miércoles, 17 de julio de 2019

De "piscineo" en Casarabonela.

Tostándome al sol.
Para los que somos pobres y no tenemos ni la más remota posibilidad de comprar un casoplón con piscinaca olímpica tipo Pablito&Irene forever, nos conformamos con ir a la playa más cercana o a la piscina municipal (los parques acuáticos, por sus precios, son el siguiente nivel).

Como ayer era festivo local por el día de la Vírgen del Carmen, y me apetecía relax total en el interior de la provincia, pensé en ir a la piscina municipal de El Burgo, que ya conozco de otras ocasiones y tiene unas vistas increíbles a la Serranía de Ronda y a la Sierra de las Nieves. Pero finalmente decidí ir a Casarabonela, localidad que también forma parte de la comarca de la Sierra de las Nieves, y cuya alberca pública (que no conocía) tiene muy buena fama.

Situada en lo más alto del pueblo, sus vistas son impresionantes: por un lado, desde el restaurante (una parrilla argentina con muy buenos precios), se puede ver todo el pueblo; y desde la piscina, unas preciosas vistas de las montañas de la zona. La entrada cuesta 2,50 € por persona, y alquilar una tumbona todo el día unos 2 € por tumbona. Hay algunas sombrillas y un par de árboles con buena sombra, y también te permiten llevar tu propia sombrilla.

Una curiosidad que no conocía de esta localidad: su gentilicio es bonelense o morisco, debido a que el municipio tuvo una mayoría de residentes moriscos hasta 1570, a diferencia de otros pueblos de la zona donde primaban los cristianos, circunstancia que motivó la denominación y que se ha conservado a lo largo de los años.

Álbum de fotos de Casarabonela:

Álbum de fotos de El Burgo:

domingo, 7 de julio de 2019

Fuera tacones: no tengo dos pies izquierdos.

Carrera de tacones en Toronto.
Muchos lo veíamos venir desde hace tiempo. Ya lo comentaba hace años en mi círculo de amigos: la izquierda más radical se está adueñando de todos los movimientos transversales, como el orgullo gay, para su propio beneficio. Si no callo bocas cercanas recordándolo es porque la gente tiene la memoria muy corta, o muy selectiva.

Cierto es que muchos de los derechos conseguidos por "el colectivo" es gracias a leyes del PSOE, pero ese partido esconde también mucha hipocresía. Su pasado nos muestra como no siempre fue tolerante, y en su presente muchos de sus miembros (y miembras) más destacados tienen trazas de homofobia disimulada (o no tanto). Lo normal de un grupo heterogéneo: en todos sitios cuecen habas.

Todos sabemos que la mentira, la exageración y el oportunismo han sido siempre una gran virtud política. Así muchas veces las cosas se mueven por puro interés, más que por convicción, pero si de rebote nos beneficiamos, por mi, perfecto. Beneficio mutuo: nosotros pedimos lo que creemos que es justo, ellos nos lo dan, y les votamos más. Ambas partes felices.

Pero se me revuelve el estómago en cuanto lo usan como arma arrojadiza, de presión y de intimidación. Se hacen nuestros dueños, y nos convierten en una herramienta más de acoso y derribo contra el adversario. Para más inri, nos consideran en deuda perpetua con ellos y no nos permiten juzgar ni este comportamiento exclusivo ni otras sombras que puedan tener: si llevamos la contraria es que somos unos desagradecidos.

Los maricones nos hemos convertido en el tonto útil de Podemos y PSOE. Enhorabuena, primas. Poco a poco habéis travestido tan noble movimiento en una chabacana y politizada fiesta, en una congregación sectaria de intolerantes. Y este fin de semana, en unos minutos, habéis matado mi orgullo.

No volváis a hablar de colectivo gay, hablad de colectivización socialista. Porque no sé cuántos seremos, pero no somos clones. No todo gira alrededor de nuestras justas reivindicaciones y del mariconeo. Hay muchos otros asuntos en la vida y en la política. Se vota a uno u otro partido por un cúmulo de cosas que se ponen en la balanza, no sólo por una.

Unos pocos han hecho que un buen puñado seamos automáticamente expulsados. Qué lejos y distorsionado se ve Stonewall...

Y después de desahogarme, fotos de las veces que he estado en algún orgullo gay.

Álbum de fotos de Madrid:

Álbum de fotos de Toronto: