martes, 15 de octubre de 2019

¡Ay, esos locos "lazitos"!

www.alqsar.es
Decís que sois pacifistas. Pero una manifestación pacífica es una sentada en el patio del cole, o darse un paseito por la diagonal, previa autorización del Ayuntamiento, mientras berreáis los dos pareados machachones que os han enseñado los profes. Bloquear los accesos a transportes públicos, sabotear infraestructuras críticas y enfrentarse a la policía es otra cosa.

Como esa lección no os entra, tú, chaval de 22 años, has sido herido por una pelota de goma durante las cargas del Aeropuerto del Prat para acabar sufriendo un estallido en un ojo. Tuerto el resto de tu vida. Lo siento mucho, de veras. Pero... ¿Merece la pena?

Hay que estar verdaderamente fanatizado e idiotizado y tener muchas ganas de poner en riesgo vuestra integridad física, vuestra salud y vuestro trabajo metiéndose en follones por defender las mentiras y la corrupción de los Pujolini, la cada día más gorda foca racis-Torra, Karglasss Puchi y cuatro golpistas de mierda que, tras cometer delitos gravísimos, han sido condenados a penas tan duras como pasar unos meses en la cárcel y unos años haciendo croché cómodamente en casa. Mira con tu ojo sano qué cómodos están ellos y que jodido estás tú ahora. Lo llaman justicia.

Lo que te ha pasado no es la primera vez que sucede, y hay que tener dos dedos de luces para dar por hecho que en esos enfrentamientos con la policía estas cosas pueden pasar. Lo que no suele ocurrir es que te toquen las tetas con deseo y entre risas. Eso sólo es en mis sueños húmedos.

Como Dios os cría y ustedes se juntan, los idiotas acabáis asociados en cosas como Òmnium, que os propone ir a los juzgados y autoinculparos de sedición. No seré yo quien os frene, pero os advierto que en un país normal (cierto que este no lo es), lo lógico sería encerrar a todo aquel que acuda a un juez o a la policía que confiese haber cometido un delito, ¿no?

Adelante, queridos, a ver si hay suerte. Ya que no hay manicomios, podéis estar bien cuidados en la cárcel. Los locos en libertad sólo sabéis poner en peligro a vuestra persona y a los que os rodean.

Y tú, que has perdido un huevo: tranquilo. Yo sólo tengo uno y llevo una vida normal.

lunes, 14 de octubre de 2019

Ni 155 ni justicia.

www.alqsar.es
Uno no sabe si reir o llorar:
  • Oriol Junqueras, 13 años
  • Raül Romeva, 12 años
  • Jordi Turull, 12 años
  • Dolors Bassa, 12 años
  • Carme Forcadell, 11 años
  • Joaquim Forn, 10 años y 6 meses
  • Josep Rull, 10 años y 6 meses
  • Jordi Sánchez, 9 años
  • Jordi Cuixart, 9 años
Con la Generalitat controlando prisiones y con el tiempo que llevan ya en prisión de manera preventiva, en dos días todos estos energúmenos estarán en la calle chuleándonos.

Y miéntras los golpistas reciben condenas de risa, nuestro presi se rasca los cojones a dos manos permitiendo una TV3 "de las mil colinas", que se destinen ingentes cantidades de dinero público y se dediquen las instituciones públicas casi exclusivamente a la causa del "prusés", o que se sigan abriendo pseudoembajadas para difamar a nuestro país en el mundo.

Vergüenza de justicia y de políticos españoles.

domingo, 13 de octubre de 2019

Twitter reactiva mi cuenta.

www.alqsar.es
Después de 4 días de cuenta suspendida sin explicación alguna, y tras varias reclamaciones lanzadas y siempre recibiendo una respuesta automática donde me decían "no nos envíes nuevas apelaciones para esta cuenta, ya que no las monitorearemos", Twitter vuelve a activar mi cuenta @alqsar.

Ahora me responden "usamos sistemas para detectar y eliminar muchas cuentas de spam automatizadas al mismo tiempo, y tu cuenta fue detectada como spam por error". Con dos cojones, pajarrako censor.

Donde dije digo, digo Diego. No voy a eliminar esta cuenta. La seguiré usando como hasta ahora: compartiendo las noticias que leo con el móvil y las publicaciones de este blog. No lanzaré opiniones. Y podré ver las cuentas oficiales de nuestros tristes políticos, ya que éstos no están presentes en otras redes sociales.

La otra cuenta que tenía para desahogarme y que borré no la pienso recuperar. Para eso usaré Gab y Mastodon, donde no se penaliza con tanta facilidad la libertad de expresión.

sábado, 12 de octubre de 2019

Twitter es censura pura y dura.

www.alqsar.es
Lamentaba hace unos días la suspensión de mi cuenta @alqsar en Twitter. Por suerte (o por desgracia), cuando esto sucede, tu "Timeline" sigue disponible (al menos para el usuario de la cuenta), por lo que he podido recopilar en la imagen que acompaño a esta publicación (clic en ella para ampliar) los últimos mensajes que lancé a esa red social: puros y duros enlaces a noticias, nada más. Sin opiniones personales. Y el resto de mi "TL" es idéntico: noticias a mansalva, salvo algún enlace a los álbumes de fotos de este blog.

No hago referencia a otra cuenta donde sí me mostraba agresivo e irascible, una vía de escape ante tanto político y personaje mediático sectario, corrupto y mediocre, el sitio donde soltar veneno y desahogarme. Pero en esta cuenta era un simple usuario "medio", no fanatizado, aunque por el tipo de noticias que compartía no era totalmente neutro, por supuesto... Fácilmente se veían mis tendencias políticas, como cualquier mierdecilla de a pie. El resto de cosas que publicaba sólo mostraban cierta obsesión a compartir toda foto que tomo en cada viaje y escapada que realizo, siendo esa mi principal afición.

¿Qué ha provocado la suspensión? ¿Será culpa de las palabras de Girauta? ¿Seré "víctima" de "las cloacas" (como al coletas le gusta decir) protagonizadas por Villarejo? ¿A Perro Sánchez Castejón no le gustaban las noticias que compartía en pleno periodo pre-electoral?

No es mi afán volver a una red social donde te prohíben participar sin explicación alguna. Pero tampoco voy a silenciar algo que está pasando, porque están siendo muchos los afectados, y el próximo puedes ser tú.

Los usuarios somos los que tenemos la fuerza de convertir en éxito o en fracaso a una plataforma digital. Y los políticos y las instituciones deberían estar presentes en otras redes sociales donde no se ataque a la libertad de expresión, porque a los que se nos impide acceder a la información emitida por éstos quedamos al margen de estar informados.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Adiós Twitter. Hasta nunca.

www.alqsar.es
Me han suspendido una cuenta que tengo en Twitter que usaba para compartir noticias de la prensa digital que marco en diigo, así como mis álbumes de fotos, y con cero opiniones personales. Incomprensible.

Siguiendo las instrucciones para apelar la suspensión, la única respuesta que recibo es la siguiente:
Hola:
Te escribimos para comunicarte que tu cuenta fue suspendida porque hemos registrado reiterados o numerosos incumplimientos de nuestras reglas.
No respondas a este correo electrónico ni nos envíes nuevas apelaciones para esta cuenta, ya que no las monitorearemos.
Gracias,
Twitter.
Ninguna explicación. Respuesta automática, idéntica a la que han recibido otros usuarios que también han sufrido esta arbitraria medida. ¿Será porque estamos en precampaña electoral?

Tengo otra cuenta para echar espuma por la boca y escupir a todo mal bicho mediático y político. A esa cuenta no le ha pasado nada, pero finalmente la he dado de baja. Paso de participar en el engorde de número de usuarios de ese pajarraco censor del que todo el mundo debería huir.

Si levantan la suspensión de mi cuenta "neutral', la cerraré también. Así no quedará constancia ni de mi mala baba ni de las noticias que alguna vez compartí por ese infesto nido.

Un artículo relacionado con el pajarraco de los cojones comienza con la siguiente cita de Thomas Sowell, pensador y economista conservador libertario estadounidense, y uno de los máximos representantes de la oposición al modelo de pensamiento de lo "políticamente correcto":
El concepto de 'microagresión' es solo una de las muchas tácticas utilizadas para reprimir las diferencias de opinión al declarar que algunas opiniones son 'discursos de odio', en lugar de debatir esas diferencias en un mercado de ideas. Acusar a las personas de agresión por no alinearse con la corrección política es preparar el escenario para justificar la agresión real contra ellas.
Nos vemos en GAB. O en Mastodon.